Matrimonio

La pareja está, en realidad, preparándose para recibir un Sacramento. Aunque la boda es una ocasión social, tiene su raíz en Dios y esto le da al matrimonio su dimensión sacramental y santa. Los Católicos que reciben el Sacramento, deben conocer y vivir su religión, y recibir los sacramentos semanalmente. Sin verdadera preparación espiritual, el matrimonio pierde su valor verdadero. Para los que no participan en Misa, este puede ser el tiempo para empezar nuevamente en su fé. Se espera que el novio, la novia, el cortejo de los novios, los padres, etc. acepten la invitación de recibir la Eucaristía durante la Misa Nupcial. El Sacramento de Reconciliación (Confesión), se puede recibir a las horas acostumbradas, o por cita personal con cualquier sacerdote. Se espera que todo Católico aproveche esta oportunidad antes de la noche del ensayo.

El sacerdote tiene la seria obligación de asegurarse que la pareja que se va casar, esté suficientemente instruida en la naturaleza del matrimonio en general, y del Sacramento del Matrimonio en particular. Por lo tanto, la pareja deberá tener una entrevista con el sacerdote por lo menos seis ( 6 ) meses o más antes de la fecha de la boda. Además todas las parejas deben participar en el programa preparativo patrocinado por la Diócesis de Orange de la Oficina de Vida Familiar.

Los testigos (Padrinos de Velación) tienen que tener por lo menos 18 años. Además, dado que la boda es una ceremonia Católica, se pide que los testigos sean Católicos Romanos practicando su fe y que sean casados por la Iglesia Católica Romana. Esto es especialmente deseable si la ceremonia es celebrada dentro de la Misa.

Usted puede descargar AQUI una lista completa de los requisitos y una aplicación, sírvase imprimirla y traerla a su cita. Por favor siga ESTE LINK.